Hipercondilismo o hiperplasias condilares

El crecimiento de la mandíbula debe ser simétrico en ambos lados. De esa manera la línea media del rostro es similar un lado con el otro.

Todas las personas tenemos los dos lados del rostro distintos. No somo simétricos, por lo tanto, si copiáramos un lado con el otro y creamos una fotografía nos veríamos muy distintos a nuestra imagen real.

Pese a lo anterior existen situaciones en que el rostro no crece de forma similar y sobrepasa ciertos márgenes y proporciones. En estos casos se altera la mordida, las proporciones de toda la cara, incluso la sonrisa y podría manifestarse una posición alterada de los ojos.

Lo normal es que el crecimiento se detenga al finalizar el desarrollo pero en estas patologías continua e incluso se puede reactivar con cambios hormonales como los que suceden en los embarazos.

Una vez confirmado el diagnóstico se debe preparar el momento de la cirugía. Ella consiste en eliminar el cartílago de crecimiento de la mandíbula. Para efectuar esto el paciente de tener instalados aparatos de ortodoncia y en muchas ocasiones requerirá una segunda cirugía al finalizar la ortodoncia para recuperar la oclusión (mordida) y la simetría del rostro.

Dr. Antonio Marino

Cirujano Maxilofacial